Álvaro González: “Palabra de moda: Hiperconvergencia”

Todas las personas de nuestro país, sean de nuestro mundo de tecnologías de la información o no tengan nada que ver, ya conocen palabras como Cloud o Transformación digital. Estos términos, a pesar de que se ponen de moda en nuestra sociedad por la sobredosis de información de hoy en día, son también palabras que esconden una alta complejidad – en gran medida, por la tecnología asociada para llevarlas a cabo – y son tan necesarias para nuestra sociedad cambiante, que todos las hemos medio entendido y sabemos que son importantes para el futuro, aunque no seamos expertos en TI.

La tecnología de la que os hablamos hoy se comporta de la misma manera. Me explico, la hiperconvergencia es una Solución de la que todo el mundo ha escuchado hablar y sabe que tiene una gran importancia para el futuro, pero que también esconde una cierta complejidad que no todos los del sector comprendemos.

En este artículo queremos mostrar de forma sencilla cómo entender la hiperconvergencia, qué formas y sabores tiene y, por último, dónde podemos aplicarla. (Fijaos que yo principalmente me dedico a la actividad comercial y como dicen mis compañeros técnicos cuando les pregunto por quinta vez: “te lo voy a explicar para que un comercial se entere”. Así que eso haré).

Lo primero sería asimilar nuestros “queridos acrónimos en IT” (ahí va el primero): HCI (Infraestructura HiperConvergente), SDS (Almacenamiento Definido por Software) y SDN (Red Definida por Software). De esta forma, la primera definición que se suele leer es que una HCI la conforman un servidor virtualizado, SDN y SDS. Una traducción sencilla sería que la hiperconvergencia consiste en combinar los servidores, red y almacenamiento necesarios en cualquier infraestructura y controlarlos como un solo dispositivo, mediante software. De otra forma, si metemos en una caja el hardware necesario para tener CPU, memoria RAM y Gigas de espacio en disco y podemos controlarlo todo como un conjunto de recursos a nuestra disposición, tenemos la hiperconvergencia.

Para tenerlo más claro, conviene hablar de las ventajas que aporta y que la han hecho tan popular.

– Empecemos por la sencillez. Al tratarse de una única pieza, desde la administración hasta las ampliaciones, pasando por el soporte son mucho más fáciles que con un modelo en que cada capa tenía una consola, un soporte diferente al que llamar y unas ampliaciones que no eran fáciles de encajar sin que algo fuera mal.

– Otra es todo lo relacionado con las máquinas virtuales (VM), que hoy en día son imprescindibles en cualquier empresa por pequeña que sea. Al ser una tecnología ya concebida para la virtualización, todo está orientando a la creación, control y disponibilidad de las VM, de tal forma, que cualquier servicio que pueda correr en una de ellas será fácil de copiar, replicar, ampliar, darle alta disponibilidad, crearlo o destruirlo y esto es clave en la agilidad empresarial hoy en día.

– Por último, el rendimiento y aprovechamiento que se consigue del hardware, al tener pocos años de vida. Desde el principio se utilizan en cada una de sus partes los avances que más aportan al mundo virtual. Por ejemplo, discos de estado sólido para leer y escribir en tiempos inimaginables con los discos de rotación tradicionales, CPUs con núcleos pensados para soportar VM, etc.

Respecto a las casuísticas que tenían algunos clientes y que aplicando hiperconvergencia han podido mejorar:

Abrir o modernizar sedes remotas. Al no disponer de personal de IT destinado y no contar con un CPD dedicado, la hiperconvergencia aporta gestión unificada de todas las partes de forma remota, protege los datos en local y los replica contra la central.  La sede funcionará tan bien como la central. Los clientes han visto reducidos los costes de arranque y mantenimiento y han aumentado su agilidad.

Puesto de trabajo virtual. Son los proyectos que más rápido han adoptado la tecnología puesto que sus beneficios son muy directos. Incluir más escritorios con menos hardware; ampliar por nodos de forma simétrica creciendo a la par en CPU, memoria y disco; evitar sobredimensionar un recurso y quedándote corto en el otro; y gran agilidad clonando, haciendo copias de seguridad y restaurando los escritorios.

Consolidación del CPD. En este apartado se incluyen los clientes que debían ahorrar espacio por temas de negocio (por ej. Red Bull Racing necesitaba consolidar todo su CPD en un rack de 42u para llevar las carreras por el mundo); los que tenían problemas para refrigerar la gran cantidad de máquinas y cabinas con las que contaban; o los que pagaban por espacio en hosting a precios elevados y decidieron optar por HCI  para conseguir ratios de reducción hasta 10:1.

Para ir terminando, vamos a mencionar a los jugadores más relevantes en este mercado, según consultoras de renombre: Atlantis Computing, Cisco, EMC, Gridstore, HPE, Huawei, Nutanix, Pivot3, Scale Computing, SimpliVity, Stratoscale, VMware. Según mi humilde opinión y lo que escucho a nuestros clientes que muchas veces tienen más razón que cualquier firma multinacional diría que Nutanix, SimpliVity – adquirida por HPE con el potencial que eso conlleva – y VMware están liderando el movimiento.

Confío en que, después de leer este artículo, os apetezca profundizar en sus beneficios para vuestra empresa y os lo podamos contar.

Álvaro González Gallego

Director Zona Centro Ozona Tech