Operación

Apoyado en las buenas prácticas ITIL, el servicio de operación se integra en el core de la infraestructura de nuestro cliente y se compromete a operarla como si fuera propia. Asumimos la responsabilidad de cuidar y evolucionar el entorno para garantizar los máximos niveles de funcionalidad, continuidad, disponibilidad y rendimiento.

 

Además de responder con un exigente SLA a las peticiones de servicio solicitadas, se realiza un completo catálogo de acciones proactivas de mantenimiento y evolución. Se completa el servicio con un modelo de información de servicio basado en informes, monitores, cuadros de mando y reuniones de seguimiento.

 

Podemos proporcionar la operación como servicio gestionado remoto o bien en modo presencial en las instalaciones del cliente.