El valor del assessment en la Transformación del Puesto de Trabajo

assessment puesto de trabajo

La transformación digital de las compañías no solo es una cuestión tecnológica. Es un proceso de cambio global donde es imprescindible poner la tecnología al servicio de las personas y del negocio. En el caso de la digitalización del puesto de trabajo es aún más importante la experiencia del usuario. Por eso, es imprescindible realizar una primera fase de assessment en cada proyecto.

Gracias a esta etapa de análisis podremos adecuarnos a cada necesidad, porque la transformación del puesto de trabajo se interpreta de forma diferente en cada compañía.

Aunque el Digital Worplace puede tener diversas lecturas en cada organización, sí observamos que hay coincidencias y que un proyecto de este tipo incluye aspectos como: movilidad, herramientas ofimáticas en la nube, soluciones avanzadas de colaboración, virtualización del desktop, más automatización e incluso se considera una herramienta para la conciliación de la vida laboral, personal y familiar.

Aspectos todos ellos que habrá que considerar durante la fase de consultoría y análisis.

No hay que olvidarse de las personas

Tenemos que tener en cuenta que cuando se aborda la digitalización es fácil cometer el error de olvidarse de las personas y centrar el análisis de forma exclusiva en los beneficios de aplicar la tecnología. Nadie se acuerda de las necesidades del usuario y si ese entorno o solución a entregar cumple al 100% sus necesidades.

Ese error provoca una falta de alineación entre los objetivos marcados y la realidad. Y lo peor, genera la incomprensión de las personas, de los usuarios de la tecnología, y propiciamos todavía más una reacción negativa al cambio.

No nos olvidemos que por muy buena solución que hayamos elegido e implementado, quien marca el éxito o fracaso de este tipo de proyectos es el usuario.

Un assessment adecuado

Hemos visto muchos proyectos en empresas que acabaron en un cajón precisamente por no pararse antes a pensar y analizar. Un assessment no tiene por qué ser complejo ni largo, pero es fundamental para determinar las necesidades del negocio, del usuario y, por supuesto, de TI. No nos olvidemos tampoco de que para esta área es un reto afrontar un proyecto de Digital Workplace. Poner en una balanza necesidades de negocio o usuarios con TI, no es sencillo y puede dar lugar a tener que afrontar otros riesgos como el Shadow IT.

Precisamente aquí es donde es necesario contar con especialistas en este tipo de trabajos de consultoría – que con metodología propia aportan valor y ayudan a las compañías en esta fase inicial tan crítica.

En un mercado en ciernes, hay mucho aún por hacer: un estudio bastante reciente de Penteo al respecto nos dice que todavía hay un número muy significativo de empresas con un puesto tradicional (41%).

Autor: Pedro Pachón, Director de Operaciones de Ozona