Implantación del Código Ético en Ozona

Ozona nació fruto de una iniciativa apoyada en sólidos valores éticos y empresariales. Nuestros empleados, socios y clientes lo reconocen y desde la dirección de la compañía exigimos que estos valores nos sirvan de faro día a día. Y nos los exigimos a nosotros mismos en primer lugar.

Fruto de esa vocación se puso en marcha hace unos meses la estrategia de responsabilidad social corporativa que persigue varios objetivos. Divulgar estas líneas de actuación es uno de los más importantes.

Por ello el consejo de administración aprobó la creación de un Código Etico y encargó su implantación al equipo directivo. Dicho código ha de servir para fomentar comportamientos éticos en todos los ámbitos de actuación  e incrementar la transparencia empresarial. Además se generará más credibilidad y confianza hacia la compañía en todas sus relaciones internas y externas.

De acuerdo a la metodología de implantación del código se ha creado un Comité de Ética que será a su vez responsable de su correcta aplicación. La compañía ha establecido, asimismo, un canal específico para comunicar cualquier consulta, sugerencia o denuncia de forma estrictamente confidencial de una forma ágil y segura.

Aunque los valores que recoge este documento ya forman parte de la compañía desde sus inicios, en este Código Ético Ozona se compromete de forma expresa con la formación, la ética empresarial, la promoción profesional, la igualdad de oportunidades, la propiedad intelectual o la conciliación de la vida familiar y profesional, entre otros aspectos.