Teletrabajo: rapidez, sencillez, seguridad, experiencia de usuario

En Ozona estamos recomendando a los clientes tener preparados planes con distintos escenarios que en un momento de contingencia eliminen trámites burocráticos. Deben ser propuestas ágiles, eficaces y adecuadas para que, llegada la contingencia, se pueda llevar a cabo el teletrabajo como cada compañía lo necesite.

En los distintos escenarios de despliegue hay que tener en cuenta: la rapidez, la sencillez, el control y la seguridad y la experiencia de usuario.

Es importante destacar que los datos siempre deben estar seguros y que haya salvaguarda de la información. Es obligatorio desplegar entornos de teletrabajo con todas las garantías para asegurar la continuidad de la actividad y evitar pérdidas de información crítica.

En el momento en que tenemos una potencial contingencia que impide el acceso habitual al entorno de trabajo, las compañías tendrán que establecer planes para que los usuarios puedan trabajar en remoto o en total movilidad de forma segura y accesible, sin notar que no están en su oficina.

No lo olvidemos, el teletrabajo es poder tener una experiencia de usuario idéntica a la que se tiene sentado en un puesto de trabajo físico, aunque se esté en cualquier otra ubicación.

Para más información: soluciones@ozona.es