Teletrabajo: tecnología, experiencia de usuario y continuidad de negocio

Nadie duda de que en los proyectos de teletrabajo es clave conocer el negocio de los clientes y conocer la tecnología. En nuestro caso, llevamos 18 años trabajando en la transformación del puesto de trabajo tradicional con herramientas IT de los principales fabricantes del mercado.

Sin embargo, no debemos olvidar la experiencia del usuario, ni tampoco que el binomio tecnología y usuario harán posible la continuidad del negocio. Si configuramos una solución tecnológica que no da respuesta ni a las necesidades del usuario, ni a las del negocio, no estaríamos siendo útiles. Si el usuario no sabe arrancar el sistema, no encuentra sus aplicaciones, no tiene la información donde la necesita o se produce cualquier otra circunstancia funcional incorrecta, da igual qué solución tecnológica se implante.

Dicho esto, poner en marcha soluciones de teletrabajo requiere recorrer de punto a punto los sistemas: la computación, el almacenamiento, las comunicaciones, las aplicaciones, cumplir los requisitos de seguridad, prever los picos de consumo en los arranques de usuarios, …. Todos los elementos forman parte de la solución y si uno falla, no existe servicio al usuario.

Por eso, en estas últimas semanas en los que hemos estado inmersos en la puesta en marcha de miles de puestos de teletrabajo, la solución propuesta ha sido básicamente de dos tipos: o levantar pc’s en la nube (VDI) o darle al usuario el acceso remoto al pc de su oficina. En ambos casos se salvaguarda la experiencia de usuario, utilizando servicios en la nube.

La nube, determinante

Los proyectos que hemos llevado a cabo han sido una prueba de fuego para los servicios en cloud. Hemos notado caídas en el rendimiento de manera puntual en algunos servicios (videoconferencia, por ejemplo), pero la nube ha aprobado con nota.

En las soluciones propuestas también ha habido que atender a “compliances” de seguridad, ubicación de datos, integridad de la información, … Al final, el objetivo estaba claro. Trabajar desde casa como si estuvieras en la oficina, mejorado el entorno para garantizar el teletrabajo del usuario y la continuidad de la empresa.

Partimos de que el usuario dispone de un equipo informático y una línea de comunicaciones suficiente, que son ya un estándar doméstico hoy en día. Ahora, hay que proporcionar:

  • Acceso al ambiente de trabajo habitual de la empresa
  • Herramientas de colaboración y trabajo en equipo, para salvar la separación física
  • Soporte ante incidencias y problemas

En esta ocasión la tecnología nos ha facilitado mucho las cosas, porque hemos podido dar soluciones rápidamente gracias a una combinación de experiencia, conocimiento de los negocios de los clientes y tecnología. Pero es imprescindible profundizar en la solución y conseguir que los procesos de negocio también se puedan realizar en teletrabajo. Si no, solo podemos dar una solución parcial, que es la del acceso del usuario al puesto de trabajo corporativo. La continuidad de negocio requiere ir más allá.